Existo como soy, con eso basta.
Si nadie más en el mundo lo sabe,
permanezco sentado, contento,
y si cada uno y todos lo saben,
permanezco sentado, contento.

Un mundo lo sabe,
y para mí es con mucho el más grande,
y ése soy yo mismo.

Y si recibo el reconocimiento hoy
o en diez mil o diez millones de años,
puedo recibirlo ahora con alegría,
o con igual alegría
puedo esperar.